El amor a la vida, Erich fromm

Analisis: El amor a la vida, Erich Fromm Parte 1

El libro El amor a la vida, Erich Fromm, nos presenta una postura para poder enfrentar la vida desde la perspectiva del psicoanálisis.

Iremos desarrollando las siguientes ideas: El problema de la comunicación, definir al hombre, una crítica al conductismo y la abundancia.

«Hay que entender el significado de cada palabra, para entender el problema que se presenta«

La Comunicación

Iniciemos con la frase anterior de Fromme.

El autor habla del problema que siempre se presenta en la comunicación, en lo que coloquialmente conocemos como “teléfono descompuesto”. Entendemos lo que queremos o lo que podemos, pero difícilmente lo que el otro quiere decir. Este problema lo vivimos a diario, ya sea con nuestra familia, amigos y en especial en la escuela. El problema de la comunicación existe y nos afecta.

Así que espero que aquí logremos una discusión para minimizar este problema en la caja de comentarios.

«El amor es una actividad de intercambio, pero solo para personas activas»

El hombre

El autor propone dos tipos de hombre, el Pasivo y el Activo. Esto no está relacionado en ser dominante o sumiso, sino en la actitud que se tiene ante la vida. Los identificaremos para podernos adjudicar una de estas clasificaciones.

 

El Activo: El que reacciona y consume su energía.

Ejemplo: Deja sentir la emoción, convive con ella.

 

El Pasivo: Introduce algo a su cuerpo para darle sentido.

Ejemplo: La depresión, no hay movimiento ni motivación.

No crees que ahora aparece la pregunta ¿Qué es el Hombre?

Fromme responde está pregunta de una manera que me cautivo. Al hombre no se le puede definir pues es un ser activo en continuo desarrollo, es un ser vivo y con ser, y el ser es lo más misterioso en la vida.

¿Si no tenemos el qué, cómo vamos a poder delimitarlo o estudiarlo?, esto se convierte en el reto de todos los autores donde cada uno platea su postura con fundamentos.

Crítica al conductismo

Las dos ramas más grandes de la salud mental son el psicoanálisis y el conductismo.

El conductismo se dedica a estudiar al hombre a través de la conducta. Esta rama, parte de la postura cuantitativa, solo lo que pueden ver y observar de manera inmediata.

Por otro lado, el psicoanálisis, estudia el comportamiento en específico, la calidad subyacente de la acción.

Regresando al conductismo, este no puede ser ciencia humana, ya que no hay ser humano en cada una de estas condiciones sino el objeto determinado en las situaciones específicas.

Ahora, la situación específica determina a una persona alienada en el tiempo y con condiciones muy controladas. Así que no estudiamos al hombre en su completa interacción con el mundo.

Fromme hace la crítica directa hacia el conductismo con la siguiente frase:

«El conductismo sirve para domesticar, pero no para educar»

La abundancia

Como definición de diccionario es gran cantidad de algo y de aquí es de donde vamos a partir.

Creo que todos sabemos que el exceso es mal, pero ¿la abundancia entra en esta categoría?

Fromme propone dos tipos de abundancia para resolver este pequeño problema y es la súper abundancia y lo súper abundante.

Súper abundancia = Positiva, ríos de miel. Una abundancia que es sana, una idealización.

Súper abundante = Negativa, carente de objeto, excesos sin objetivos humanos. Abundancia superflua.

El exceso de industrialización le da a lo “súper abundante”, un objetivo que tenemos que cumplir en nuestra vida y que abarque en todos los aspectos de ella, reconocimiento, dinero, sexo, posesiones, poder, etc. Este tipo es característica de un hombre pasivo pues todas depende del exterior para poder definirnos. Al igual que lo enferma. El tipo de enfermedad ya será de acuerdo con su estructura psíquica.

A diferencia de un hombre activo que busca la “súper abundancia” que lo hace como consecuencia secundaria. Un gran ejemplo es en el amor, siempre busca estar intercambiando esta sensación con los demás y ella misma lo impulsa a ser creativo.

hombre pasivo

Conclusión

Para poder entender el objetivo del libro, primero tenemos que entender cada una de sus ideas principales, para así generar una verdadera crítica.

En este momento podemos encontrar la idea de lo que es el hombre, capaz de amar, y cuál es el camino de observación de este individuo. No cabe duda de que el amor siempre estará ligado en todas nuestras acciones.

 

Ahora hemos comentado en otros posts que la familia es el principal pilar de la sociedad y la supervivencia. De aquí me pregunto, ¿es el amor a la familia el principal objetivo? ¿Es la creatividad de la expresión de amor el objetivo de todo ser humano? Y por último ¿Esta expresión creativa de amor sería una cuestión vital de nuestro ser?

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp